lunes, 16 de junio de 2014



EL NAHUATL IDIOMA MADRE DEL MUNDO
Revista GEFAO Edición Septiembre-Octubre 2004, Año 9 No. 92

El Lenguaje Náhuatl fue el idioma madre y universal de todas las culturas, antes y después de la presente era, fue el idioma utilizado por diversas civilizaciones del Oriente, del Medio Oriente, África y Europa, es por ello, que muchas palabras Náhuatl forma parte del lenguaje de otras culturas, como la egipcia, la hindú, la japonesa, la china, la griega y de las indoeuropeas.



Lo anterior nos indica con certeza de que la cultura de nuestros antiguos mexicanos o del Magno Imperio Azteca, se expandió y dominó por diversas partes del mundo. Existen datos históricos de que nuestros antiguos mexicanos dominaron, por aquello años, diversas partes de la tierra y que tuvieron intercambios comerciales y culturales.

De acuerdo a las últimas investigaciones realizadas por los historiadores, estos han llegado a la conclusión de que nuestros antiguos mexicanos tuvieron un dominio casi permanente en diversas zonas del Medio Oriente, así como en Egipto, en donde dominaron parte de su idioma Náhuatl y religión.
Está comprobado que el idioma de los acadios, también denominado como Caldeo o Sumerio, era el lenguaje utilizado para los intercambios comerciales y culturales entre las naciones del Medio Oriente, pero este viejo idioma tiene un alto porcentaje de palabras en Náhuatl.

Al respecto, el escritor Ignacio Magaloni Duarte, en su obra “Educadores del Mundo”, explica que los sumerios fueron otro grupo Naga Mayas y el nombre sumerio significa “Tierra Plana”, sumerios y acadios, por lo tanto, dice el escritor, era de la misma gente, maya, así como la ciudad de Caldea llamada Ur, en donde se adoro a la luna, pues en maya luna se dice U.

Así mismo, varios investigadores han llegado a la conclusión de que el idioma sumerio era Náhuatl, pues el libro “Enigmas Históricos sin Resolver”, el autor, explica que tras el abismo del tiempo aún somos capaces de vislumbrar la “lengua madre”, pues al estudiar las homologías lingüísticas entre dos lenguas tan separadas en el tiempo y el espacio como el sumerio y el idioma Hopi (pueblo Náhuatl en Estados Unidos) nos llevaremos algunas agradables sorpresas.

El Pueblo Hopi, ubicado actualmente en Arizona, son descendientes de la cultura Anazasazi y hablan una lengua de la familia Uto-Azteca o Náhuatl. Esta sociedad Hopi se considera un “pueblo de paz” y con la misión de ser el “Guardián de la Tierra” (Tutskwa).

                Los historiadores consideran que debido a esta responsabilidad del pueblo Hopi, se ha visto rodeado de una aureola sacramental, que le ha permitido sobrevivir al ambiente hostil racial de la Unión Americana, a pesar de su filosofía radicalmente pacifista.

                Se considera que su caso es de lo mas intrigante singularidad en el campo de la etnología, no solo porque su dios Sol Taiowa, recuerde a la expresión japonesa Taiyo wa, que significa astro rey, ni siquiera por las evidentes similitudes entre su mitología y la del Viejo Mundo, sino fundamentalmente por la constante conservación de su cultura.

                Explica que el idioma Hopi es todo un caso especial, pues está convencido de que, en ese idioma, se pueden encontrar vestigios de una primera lengua universal, en la que se englobaría la lengua sumeria.

                La lengua sumeria es del tipo aglutinante, es decir que cada idea es expresada por una sílaba que puede ser modificada por una serie de prefijos o sufijos, como ocurre en el moderno idioma turco, por ejemplo: she(cebada), Gu (buey), ya unida ambas palabras sería Shegu que significa: buey alimentado con cebada.

         Creemos, dice el autor, que la lengua Hopi, enigmática lengua es algo más que un producto de laboratorio, pues tiene consistencia real, por ejemplo los términos Hopi y su transcripción sumeria. Baho, en Hopi quiere decir: bastón de plegaria; en sumerio el término Barús, quiere decir; bastón con punta de cobre. Kiva en Hopi significa, casa subterránea; en sumerio encontramos que “ki” significa, tierra, lugar, área, suelo o grano, y la palabra “va”, quiere decir casa.