martes, 21 de octubre de 2014


La religión mexicana fue universal

                                              Año 14, No.120,  Octubre-Noviembre 2010




     "La Sagrada Religión  Mexicana fue universal, pues, a través del Magno Imperio Azteca, este Conocimiento se extendió por los continentes de Europa, Asia y África, y fue conocida como culto Solar. Existen testimonios fehacientes de su influencia en diversas civilizaciones de esos lugares.

Representación de Baal
     Las divinidades adoradas por los fenicios sus nombres variaban de una ciudad a otra. Así el panteón de Sidón, Tiro, Biblos o Chipre, ciudades fenicias. Aún así, algunas divinidades están presentes de una forma u otra en la mayoría de las ciudades significativas.
El Dios principal se denominaba genéricamente El, en el panteón fenicio y se le asociaba con el Sol y distribuía el tiempo. Este término de EL, es palabra Náhuatl y deriva del vocablo Cel o El, que quiere decir: Único, Puro. El segundo dios importante era Baal, el rey de los dioses y controlador de la lluvia, del trueno y la guerra. Esta palabra Baal es Maya Náhuatl  y significa: Sabio, Misterio, Jaguar.

Anat


     Por otra parte, la divinidad Anat que era la hija de Baal, se ocupaba de mantener en vida a los dioses, era la diosa del amor y de la guerra, y esparcía el rocío en la tierra, para su fertilidad. Este culto fue introducido a Egipto por los invasores, los Hicsos o los hombres del Mar. Este término de Anac, significa en Náhuatl, el Ser, lo que da vida."

Expansión de los Fenicios por el Mediterráneo

       "Pero otra realidad es que la expansión de la Santa Religión Mexicana abarcó muchos lugares del mundo y tiempos. En Europa como en Medio Oriente la adoración a las vírgenes negras, representación de la divinidad femenina, la diosa madre, la tierra madre, pero más concretamente la Diosa Tierra o la Madre Coatlicue, para los Aztecas.

Representación de Coatlicue (La Madre Tierra)
Representación de Coatlicue (La Madre Tierra)


      La Diosa Tierra se convierte entonces en la virgen que, por la propia acción de Dios, dará luz a un hijo, al mismo tiempo humano y divino que podrá salvar a la humanidad,  como ocurrió en la Era de los Atlantes Toltecas, cuando nació el Señor Huitzilopochtli Mexi, el Guerrero Azul, el dios de los mexicanos. "

Virgen Negra
Huitzilopochtli y su Madre Coatlicue
Huitzilopochtli y su Madre Coatlicue


Si deseas conocer  y adquirir nuestras revistas contactanos en Casa EDITORIAL GEFAO
Av. Balderas No.44 Desp. 210, Col. Centro, México D.F Tel.: 5512 9442 
e-mail: revistagefao@gmail.com