lunes, 16 de marzo de 2015


SI EXISTIO LA MONEDA EN AMERICA ANTIGUA

AÑO No.6, NUMERO 5, AGOSTO 2001



Nuestros antiguos mexicanos e Incas usaron monedas de oro, plata y cobre, así como de otra aleación metalúrgica desconocida para la ciencia de hoy, como monedas para un determinado comercio, aunque la utilización de este sistema monetario haya sido en término secundario, pues su sistema social no lo requería como uso básico.

En la región de los Incas, los Muiscas utilizaron para su comercio pequeños discos de oro como moneda corriente y todo los objetos metálicos que utilizaban eran hechos con este metal precioso, incluso se llegó a decir que construían palacios y templos de oro macizo. Tal fue la riqueza en oro de esos lugares, que surgieron las leyendas de El Dorado. 

Figuras de Oro de la Cultura Muiscas, Región INCA


En el Estado de  Oaxaca, a los comerciantes Zapotecas se les conocía con el nombre de benizanijas, eran muy apreciados por las riquezas que aportaban a sus ciudades, y usaban para el intercambio de su mercancía, a manera de moneda, unas hojas de cobre en forma de «T» o discos con ese emblema.

Herramientas de origen Zapoteco



Los escritores Jaques Carles y Michel Gronger en su obra titulada «La Alquimia ¿superciencia extraterrestre?» explican que el oro, tan corriente en la cordillera de los Andes como en México, empezó escasear y en menos de dos siglos las extraordinarias riquezas fueron completamente saqueadas. Los invasores europeos, carentes de escrúpulos, se había apresurado a destruir aquella civilización y una vez apagada la sed de oro, América pudo respirar.

También podríamos decir que el término «Peso» viene de la palabra náhuatl pexoni que significa medida o acrecentar algo o riqueza. Nombre que se le dio a la moneda exclusivamente en los países de América a excepción de Estados Unidos. Cuando la caída de Tenochtitlán, los europeos le daban a sus monedas el nombre de ducados, doblones o reales.

La arqueóloga Dorothy Hosler experta en tecnología antigua del Massachusetts Institute of Technology y el arqueólogo Andrew Macfarlane, de la Florida International University, afirman que el hallazgo de varias campanas, pinzas y otros artefactos de bronce y cobre podrían transformar las teorías que tienen los arqueólogos de las fuentes culturales y políticas del México antiguo.

Esas piezas de metal son vinculadas con lugares como Yucatán y Belice, con minas y yacimientos minerales en el Oeste de México, que por mucho tiempo se consideraron una cultura aislada. «El Oeste de México no había sido considerado como un lugar de importancia dentro de los eventos mesoamericanos» dijeron los citados arqueólogos. 

Si deseas conocer  y adquirir nuestras revistas, contactanos en Casa EDITORIAL GEFAO.
Av. Balderas No.44 Desp. 210, Col. Centro, México D.F. Tel.: 5512 9442 
e-mail: revistagefao@gmail.com