lunes, 6 de abril de 2015

LA CIENCIA GENETICA AZTECA
AÑO 6 No. 68, NOVIEMBRE 2001

REVISTA GEFAO LA CIENCIA GENETICA AZTECA


Uno de los mayores y últimos adelantos de nuestra ciencia moderna es el descubrimiento de los Ácidos Nucleicos, moléculas muy complejas que producen las células vivas y los virus. Reciben este nombre porque fueron aisladas por primera vez del núcleo de células vivas. Este mismo descubrimiento científico lo encontramos en los libros Aztecas,  en la página 30 del llamado Códice Borgia.


Respecto a este tema, el escritor Erich Von Däniken, en su obra «El Día que llegaron los Dioses»,  explica que los antiguos mexicanos ya conocían la existencia de los aminoácidos, que son el fundamento para las proteínas y  las células.

El escritor antes de entrar en materia haciendo alusión a lo difícil de poder interpretar los códices Aztecas, como es el caso del Códice denominado Borgia, dijo: «Tuve la impresión de ser uno de aquellos primeros hombres de los que se afirma en el Popol Vuh que los dioses les velaron los ojos para que ya no pudieran ver con tanta acuidad».

Pagina de Códice Borgia
Página del Códice Borgia


El autor se preguntó por qué los Aztecas usaron en su calendario 20 días. Por casualidad sólo hay 20 aminoácidos naturales que participan en la confección de la vida. Explica que los signos Aztecas y Mayas son plurisignificativos. Aun suponiendo que en efecto los 20 signos se refieran a los días, ello no excluiría otra posible interpretación. 

Símbolos del Calendario Maya
Símbolos del Calendario Maya


El doctor Rubín de la Borbolla en su obra «La medicina en México antiguo», dijo que nuestros antiguos mexicanos estaban muy adelantados en las trepanaciones o cirugía del cerebro, los bisturís u hojas afiladas eran de obsidiana; para la curación de fracturas empleaban pequeños cojines de algodón,  se hacían ligaduras y se aliviaban los dolores suministrando frutos analgésicos.

Símbolos del Calendario Azteca
Símbolos del Calendario Azteca


El escritor Francisco Javier Clavijero (1731- 1787), dijo que era sumamente raro encontrar entre los mexicanos un hombre corcovado o jorobado, un estevado o de piernas arqueadas o un bizco. Luego de alabar la belleza de la mujer mexicana, explicó que ellas eran de suave genio y su semblante de natural modestia.


Si deseas conocer  y adquirir nuestras revistas, contactanos en Casa EDITORIAL GEFAO.
Av. Balderas No.44 Desp. 210, Col. Centro, México D.F. Tel.: 5512 9442 
e-mail: revistagefao@gmail.com