lunes, 27 de abril de 2015


LOS MEDICOS AZTECAS CURABAN
 EL CANCER Y LA RABIA

AÑO 5, No.5,  OCTUBRE 2000

Las eminencias médicas del Magno Imperio Azteca tuvieron técnicas especiales para  localizar y curar el cáncer del seno, así como un amplio conocimiento acerca de la circulación sanguínea, de las pulsaciones cardíacas y del pulso radial.


Estos médicos cirujanos egresados de las universidades del Magno Imperio Azteca, también lograron a través de profundas investigaciones productos medicinales para curar la rabia declarada.

Al respecto el escritor Ignacio Romero Vargas Iturbide, en su obra “Los Gobiernos Socialistas de Anáhuac”, dijo que los antiguos mexicanos en terapéutica estaban mucho más adelantados que cualquier pueblo europeo de entonces.

Formación de Moho de Tortilla
Formación de Moho de Tortilla


Explicó que nuestros antiguos mexicanos conocían productos medicinales para curar la rabia declarada, cuyo secreto, actualmente,  los yaquis de Sonora conocen y guardan escrupulosamente. Asimismo, del moho de las tortillas viejas sacan un producto para curar las heridas, lo que hoy se conoce como penicilina. 

Nuestros antiguos mexicanos aplicaron el sangrado por medio de sanguijuelas o por púas huecas (agujas). Las tumoraciones, que no distinguieron plenamente de otros padecimientos, fueron reconocidas; la mejor diferenciada fue el cáncer del seno, para el cual tuvieron un tratamiento de acuerdo con sus conocimientos médicos.

Yaqui
Yaqui


También curaban las quemaduras, contusiones, equimosis (manchas lívidas de la piel) y picaduras de animales ponzoñosos, así como las heridas causadas por agentes externos. Tampoco padecieron caries dentales, posiblemente  tuvieron el conocimiento de alguna vacuna que impedía la aparición de este virus. 


Si deseas conocer  y adquirir nuestras revistas, contactanos en Casa EDITORIAL GEFAO.
Av. Balderas No.44 Desp. 210, Col. Centro, México D.F. Tel.: 5512 9442. 
www.revistagefao.com, e-mail: revistagefao@gmail.com